Etiquetas

, ,

[Libelulado: de cuerpo bello y esbelto, que gusta vestir con muchos y contrastados colores combinando, por lo general, con enormes gafas que asemejan a los ojos de los insectos; y que acaba siendo maltratado por su condición diferente.]

Tilda Swinton (la eterna Orlando) como David Bowie en el video “Life of Mars?” que interpretara en 1969. Foto Craig McDean.

Naciste pelirrojo, no tuviste elección. Tus abuelos ya tenían el gen recesivo y, tú, como el 1% de la población de este planeta, naciste con la región MC1R del cromosoma-16 modificada.

De pequeño fuiste la mascota de todos, porque todos te trataron como tal; pero cuando tu cuerpo cambió, los chicos del último año del colegio te esperábamos a la salida todas las tardes, en el callejón de la parroquia, para rodearte,  arrinconarte, inmovilizarte, y bajarte los pantalones para comprobar si eras pelirrojo de verdad… pero el vello de tu pubis no decidió brotar de tu vientre hasta dos años después. Para entonces ya habías perdido la inocencia a manos —de gruesos y sucios dedos— del cabecilla de los acosos.

Sí, lo sé, tenías derecho a descubrir tu primera vez como el resto de nosotros, pero no fue así. Por eso te entendí cuando, antes de darle el portazo en las narices a tus padres y a todo el pueblo, decidiste pasearte ante todos nosotros con tu estrenada androginia vestida de colores chillones, por si alguno no quería oírte.

Ahora, que te veo caminar por la calle principal de la capital como el rey y la reina de la ciudad que eres; mientras yo cavo esta zanja inmunda y pestilente espero, en silencio, que sepas perdonarme alguna vez. Mañana, quizás, me arme de valor para decírtelo.

Anuncios