Etiquetas

,

Lobo feroz cinco cerditos Frankenstein Love Letters Eufrasio saluditero Casas paja madera ladrillo bloque de hormigón armado ventanas soplar derribar enfisema

Imagen tomada de Internet. Trasformación libre.

Y el lobo sopló y sopló y la casita de paja no derribó, pero por la ventana entró. El cerdito, despavorido, hacia la casita de su hermano huyó.

Y el lobo sopló y sopló y la casita de madera no derribó, pero por la ventana entró. Los dos cerditos, despavoridos, hacia la casita de su hermano huyeron.

Y el lobo sopló y sopló y la casita de ladrillo no derribó, pero por la ventana entró. Los tres cerditos, despavoridos, hacia la casita de su hermano huyeron.

Y el lobo sopló y sopló y la casita de bloques de hormigón no derribó, pero por la ventana entró. Los cuatro cerditos, despavoridos, hacia la casita de su hermano huyeron.

Y el lobo sopló y sopló y la casita de hormigón armado, por más que lo intentó, no sólo no derribó, sino que se provocó un edema pulmonar. Los cinco cerditos, inmersos en un eterno temor por salir, murieron de tuberculosis, porque la casita del hermano mayor se construyó a prueba de ladrones; sin ventanas.

Anuncios