Etiquetas

, ,

Tenía un aspecto deplorable. Se olvidaron de ella. No caben excusas. Luego hubo quien se rasgó las vestiduras y todo; e intentó compensarla con un montón de femenajes absurdos e innecesarios. De hecho, ni los más ancianos recordaban ya por qué estaba allí. Es lo que les suele pasar a las estatuas cuando se suceden los años, que la memoria del Hombre tiene un recorrido diferente (las patitas más cortas) al de la historia de la Humanidad. La última vez que la vi volvía a estar muy desmejorada.

Joaquín García Donoso Mujer desnuda estatua plaza de la provincia Cuidad Real Eufrasio Saluditero Frankenstein's love letters

Desnudo femenino (Plaza de la provincia – Ciudad Real) J. García Donaire (1926-2003)

Anuncios